Templo
y Comunidad

El recuerdo de Dios es como la lluvia y el rocío que otorga frescor y gracia, y a las flores y a los jacintos, los revive y hace que adquieran aroma, fragancia y renovado encanto

‘Abdu’l-Bahá

Las Casas de Adoración bahá’ís son lugares de encuentro abiertos a toda la sociedad que invitan a sus visitantes a sumergirse en un entorno bellamente diseñado, que combina innovación arquitectónica con delicados jardines y extensas áreas verdes. Propician la oración y promueven la reflexión sobre la realidad espiritual y los temas fundamentales de la vida, incluida la responsabilidad individual y colectiva para el mejoramiento de la sociedad.

overview_tc1

En su seno se acogen como iguales a hombres y mujeres, niños y jóvenes sin distinción de nacionalidad, etnia o credo. Esta universalidad queda captada en la estructura misma de cada Casa de Adoración, cuyo diseño como edificio de nueve lados transmite un sentido de plenitud y unidad, simbolizado por ese número.

A la par de la construcción de estos edificios, la comunidad bahá’í ha ido estableciendo, en todas partes del mundo, actividades dirigidas a todas las generaciones, promoviendo el progreso material y espiritual, invitando a cada persona a participar en un sendero de servicio y aprendizaje compartido.

overview_tc2