Oración
y Servicio

“Todo esfuerzo y dedicación realizados por una persona con todo su corazón, es adoración, si están inspirados en motivos elevados y el deseo de servir a la humanidad.”

‘Abdu’l-Bahá
Así como diariamente nuestro cuerpo necesita alimentos para nutrirse y mantenerse saludable, de la misma manera nuestra vida espiritual se fortalece con la oración, la meditación y las acciones generosas. Por ejemplo, estamos orando cuando damos gracias a Dios, elevamos una súplica para pedir Su ayuda o reflexionamos sobre nuestra vida. Por otro lado, estamos demostrando una actitud generosa, cuando ayudamos a otros, sin buscar recompensa.

Un lugar donde se alaba a Dios, se convierte en un lugar de inspiración para los más altos ideales y acciones:

“Bendito es el sitio y la casa y el lugar y la ciudad y el corazón y la montaña y el refugio y la cueva y el valle y la tierra y el mar y la isla y la pradera donde se ha hecho mención de Dios y se ha glorificado Su alabanza.”

Bahá’u’lláh

oracionyservicio1

Las Casas de Adoración bahá’ís en el mundo son una contribución a la comunidad donde todas las personas, ya sean niños, jóvenes, adultos y mayores, sin distinción de nacionalidad, etnia o credo, están bienvenidos a elevar sus plegarias a Dios y a inspirarse para descubrir sus capacidades y ponerlas al servicio de la comunidad.

oracionyservicio2

oracionyservicio3